“Ese es el negocio del fútbol que la gente no siempre ve”

Ángel Di María, en conversación con ‘The Players Tribune’, recordó la final de la Copa del Mundo Brasil 2014, en la que no pudo jugar por una lesión. ‘Fideo’ dio a conocer que recibió una carta del Real Madrid para que no juegue el encuentro ante Alemania. “Inmediatamente entendí lo que estaba pasando”, aseguró.

“Todos habían escuchado los rumores de que el Real quería comprar a James Rodríguez después del Mundial, y yo sabía que me querían vender para hacerle lugar a él. Así que no querían que su jugador se rompiera antes de venderlo. Era así de sencillo. Ese es el negocio del fútbol que la gente no siempre ve”, agregó.

Di María, quien fue elegido el mejor jugador de la final de la Champions League 2014, afirmó que “ni siquiera la abrí (la carta). Solamente la rompí en pedacitos y le dije: “Tirala. El único que decide acá, soy yo”. El mediocampista argentino aseguró que la final ante Alemania “fue el día más difícil de mi vida. Después del partido, los medios empezaron a decir cosas feas del por qué no había jugado”.

“Lo que todavía me da vueltas por la cabeza es ese momento en el que voy a hablar con Sabella y me largo a llorar enfrente de él. Siempre me voy a preguntar si él pensó que yo lloraba porque estaba nervioso. Y en verdad, no tuvo nada que ver con los nervios. Estaba totalmente emocionado por todo lo que ese momento significaba para mí. Estábamos tan cerca de lograr el sueño imposible”, finalizó.

Comentarios